En un viejo refrán español reza aquello de que agua pasada no mueve molino. A todas luces la sentencia popular expresa la imagen de la fuerza del líquido vital a su paso por el lugar adecuado, que de no utilizarse en el momento preciso, representa una oportunidad en escape.

Sin lugar a dudas la máxima le viene como anillo al dedo al desaprovechamiento que ha tenido el canal magistral Paso Bonito-Cruces, parte de un complejo diseñado y ejecutado hace varias décadas atrás a instancias del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, artífice del rescate de la voluntad hidráulica en Cuba. Esa magnífica obra ingeniera tenía entonces el propósito fundamental de beneficiar los amplios planes ganaderos en desarrollo de la cuenca lechera del territorio cumanayagüense y plantaciones cañeras de otros municipios de la provincia.

“El trasvase, de 35 kilómetros de extensión, atraviesa cinco municipios cienfuegueros. Hoy apenas se explota el 17 por ciento de su capacidad, y el resto de las aguas va a parar al mar. Debe recordarse que esta fue una inversión concebida para llevar las aguas desde la presa Hanabanilla, en las montañas del macizo de Guamuhaya, y la integran, además, los embalses de Paso Bonito y Avilés, este último con 190 hectómetros cúbicos de este vital recurso hídrico, prácticamente inutilizado”, precisa la licenciada Aylis Pérez Rodríguez, directora de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Cienfuegos, de la Empresa de Proyectos e Ingeniería (ENPA) de la Agricultura.

A pesar de los años en desuso y la falta de mantenimiento, el canal está en un buen estado técnico-constructivo, si bien la infraestructura —léase estaciones de bombeo, reguladores y conductoras— presenta determinado grado de deterioro, amén de la obsolescencia de los equipos eléctricos, por demás  altamente consumidores.

Empero, tal situación no resultaba óbice para aprovechar mejor este potencial en los programas alimentarios de la provincia. La indicación de las máximas autoridades del Ministerio de la Agricultura (Minag) fue diseñar un proyecto integral, cuyo antecedente estaría basado en el estudio para evaluar qué áreas estaban alrededor del canal, entidades a beneficiarse con ellas, tipos de suelos según los cultivos y compatibilizar los resultados con todos los organismos implicados.

“Llegamos a la conclusión, agrega Pérez Rodríguez, que se podían servir ahora mismo del trasvase 57 formas productivas, cuyas áreas abarcan 15 mil hectáreas, entre AzCuba y el Minag, además de usuarios habituales como la Acuicultura (UEB Alguar de Arriete con un potencial productivo de 17 millones de alevines al año y la granja de ceba Acuicuma con capacidad de 260 toneladas de claria anualmente) una planta arenera de ‘Materiales de la Construcción’ y el suministro a la población, cual se hace para el acueducto del pueblo de Cruces y la comunidad palmireña de Manaquitas”.

Las aguas de esta magnífica obra hidráulica benefician a cinco municipios de Cienfuegos. / Fotocopia cortesía de la ENPA.

A propósito del tema, el MSc ingeniero Luis Estupiñán Suárez, especialista de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico Cienfuegos, adelantó que entre las propuestas se considera el aprovechamiento del canal magistral en el abasto del municipio de Lajas y su ruta, como también considera, a mediano y largo plazo, sea la fuente de una nueva potabilizadora encargada de proveer de agua a la ciudad de Cienfuegos, solución definitiva para eliminar la turbidez y otras impurezas que lastran la calidad de este vital servicio a los habitantes de la Perla del Sur.

Detalló la directiva de la ENPA que tras la evaluación, en el sector agrícola los beneficios de inmediato estarían concentrados en las empresas Pecuaria El Tablón, Procesadora de café Eladio Machín, con áreas del grano en el llano, Cítricos Arimao y la Integral Agropecuaria Cienfuegos, cuyos polos productivos en desarrollo se ubican en las zonas de Maleza, en Cruces y Los cocos, en Palmira, por citar los más importantes enclaves.

“Actualmente esos futuros emporios agrícolas se encuentran en diferentes estadios. Por ejemplo, en Ceibabo —Cítricos Arimao— son mil 100 ha, la mayoría rescatada del marabú y sembradas hoy de  plátano, malanga, yuca y frutales. Aquí estamos usando los sistemas de bombeo viejos, gracias a la innovación y racionalización hechas en esos equipos, incluso con la recuperación de añejas conductoras”.

También en el propio municipio de Cumayagua están en fomento 77 ha de café en el llano en la zona de Cantabria, con suelos muy fértiles para el grano, y aunque las perspectivas de desarrollo incluyen sistemas de riego por goteo, ahora aprovechan los conductos existentes asociados al canal a través de métodos rudimentarios, pero disponiendo de agua al fin.

En la propia demarcación han estudiado áreas a utilizar en la producción de alimento animal, fundamentalmente destinadas a plantas proteicas, como también ya se valen del recurso productores de la rama tabacalera, mientras otros campesinos individuales lo hacen para irrigar frutales y cultivos varios.

“En el caso particular de Maleza, explica la directiva de la ENPA, se concertó un convenio con el Ejército Juvenil del Trabajo para aprovechar esta valiosa fuerza, con el objetivo de atender 270 ha desbrozadas de marabú de las mil con que cuenta el polo. Aquí solo fue posible emplear, por ahora, el riego por gravedad, a partir de la apertura de una obra de toma, y aunque no es del todo eficiente, sí resulta práctico y económico. A corto plazo deben incorporarse otras 200 ha bajo sistemas por enrolladores.”

Por su parte, Yoan Alonso Sarduy, delegado provincial de la Agricultura, indica que en “Los Cocos”, (bastión de 258 hectáreas para cultivos varios) son explotadas las bondades acuíferas del canal. “En este sitio, señala, existe una estación de bombeo que transfiere el agua a través de tuberías y canaletas y luego la repartimos, ya sea por aniego, ya sea mediante un sistema de los dos pequeños enrolladores con los que cuentan allí”.

Aunque lejos de aprovechar al máximo la capacidad del trasvase, tal vez fueron las plantaciones cañeras de la UEB Atención al Productor Agropecuario (APA) Elpidio Gómez, de Palmira, las mayores beneficiadas. Sin embargo, aquí también los nuevos aires han traído el hálito trasformador en romper la inercia.

“Contamos con seis bases productivas pertenecientes a los sectores estatal, cooperativo y campesino, que se sirven de esta importante obra hidráulica. No obstante, apenas irrigamos unas mil 150 hectáreas con el empleo de entolladores y dos máquinas Fregat, de las 5 mil 080 ha dedicadas a caña y el autoconsumo”, comenta Alexis Rodríguez Jiménez, director de la entidad palmireña.

Por supuesto, también en este caso el financiamiento, al igual que en la Agricultura, resulta el hándicap para inversiones de nuevos sistemas de riego. Pero tampoco los cañeros se cruzan de brazos a esperar por las bonanzas económicas. Por lo pronto, sin desatender el objeto social, la caña, están incorporados al desarrollo de polos productivos emergentes destinados a la producción de alimentos.

En esa cuerda, Alexander Espín Martínez, presidente de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Tres Picos, alude a las 27 hectáreas sembradas ya de yuca y plátano, en tanto deben llegar a 65 ha plantadas de otras viandas, hortalizas y granos, parte importante de ellas beneficiadas por aguas del trasvase, cuyas producciones irían destinadas al autoconsumo y el programa de autoabastecimiento municipal vinculado a parte de la población de Arriete.

Alexander Espín Martínez, presidente de la UBPC Tres Picos. / Foto: Juan Carlos Dorado.

Varias de dichas posibilidades, de cara al mañana dependen de recursos económicos y materiales; pero otras, del trabajo diario: ese a partir del cual se ha alcanzado en buena parte el avance sostenido hasta hoy y que permitirá seguir explotando cada vez más y mejor el recurso líquido acumulado aquí gracias a la visión que un día, tuvo Fidel.

“Lo inmediato es consolidar lo logrado, aun disponiendo de sistemas de riego precarios, y con proyección de futuro incorporar a los planes de la economía las inversiones que necesitan las empresas vinculadas al uso de las aguas del canal magistral a largo plazo”, sentenció Aylis Perez Rodríguez.

Agua pasada no irriga cultivos
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here