La Empresa de Cultivos Varios de Horquita, del municipio de Abreus en Cienfuegos, aprovecha los dos mejores meses de la campaña de primavera para plantar de otros surtidos agrícolas las 350 hectáreas (h) que habían sido destinadas a la papa, labor que ya sobrepasa el 80 por ciento de las tierras ocupadas por el tubérculo.

Según explicó Rolando Pérez Ramos, director general de este polo productivo, en las áreas se priorizan cultivos de alta demanda en la población como el boniato, el maíz tierno y seco, la calabaza… “Este año se hará el experimento de sembrar yuca luego de cosechar la papa; así se aprovechan los fertilizantes que poseen esos suelos. Estaremos monitoreando el rendimiento, y en dependencia de ello, repetiremos en otros momentos”, agregó.

En la actual campaña de primavera, que inició el 1ro de marzo, pretenden completar unas 3 mil 500 h sembradas, con dos destinos bien determinados en la agenda comercial de la empresa y que responden al balance nacional: el 70 por ciento para la capital y un 25 por ciento para Cienfuegos.

Hoy, el mayor polo productivo de la provincia cuenta con 32 máquinas de riego activas, algo que limita los rendimientos y la calidad de las cosechas. Una buena nueva descansa en una inversión que a corto plazo permitirá el aterrizaje de otras doce, aligerando tensiones respecto a siembras que demandan del agua constante para lograr eficientes indicadores agrícolas, que luego repercuten en la mesa del cubano.

“Además, adquirimos accesorios y piezas que  mejoran la situación técnica. De igual modo, entrarían en acción otras estaciones de bombeo para la forma productiva de San Rafael, donde se pretende llegar a las 500 h sembradas este año (…)

“La empresa mueve hoy 5 mil h de cultivos varios, algunas destinadas para ciclos permanentes como el plátano (700 h) en diferentes posiciones del polo. Al cierre de marzo, todavía quedaban unas 400 h sin sembrar, algo que reconocemos”, explicó Pérez Ramos.

El encadenamiento productivo con las minindustrias ancladas a este emporio agrícola goza de experiencia y buena aceptación, esencialmente en surtidos como papa y yuca, los cuales toman diferentes formatos para el agrado de los consumidores nacionales.

Por otra parte, hasta la fecha ya se han entregado a la industria 3 mil quintales de tomates, hecho que tiene repercusión en la cocina cubana, pues durante meses atrás la pasta de tomate había sido de difícil acceso en la red de mercados de Cienfuegos.

“Trabajamos en la exportación en reglones ya tradicionales para nosotros como carbón, ají picante y pimiento, frijol (…) A partir del reordenamiento económico en la Isla y el impacto de la Covid-19, en algunos sectores se han incorporado al polo 70 personas, y ya el cumplimiento de las ocho horas de trabajo no es un problema; las mejoras salariales contribuyen a ello”, aclaró el directivo.

La agricultura nacional pasa por una situación tensa tras serias limitaciones con los insumos, combustibles y fertilizantes para laborar la tierra, en una etapa de exacerbación del bloqueo del gobierno estadounidense contra el pueblo cubano; si bien, más allá de esa verdad, el enclave productivo de Abreus avanza de forma sostenida antes de que las lluvias primaverales comiencen a caer, en ese eterno compromiso de aportar a la soberanía alimentaria.

Antes que llegue la lluvia, Horquita siembra
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here