Argelia lucha por tercer día consecutivo contra el centenar de incendios focalizados en el norte del país, principalmente en la región de Cabilia (noroeste), que han provocado la muerte de 69 personas, incluidos 28 militares, y han llevado al presidente de la República a decretar tres días de luto nacional a partir de este jueves.

Según un comunicado de prensa de la Protección Civil, actualmente 69 focos siguen en activo en 17 de las 58 wilayas por lo que se ha movilizado a más de 800 agentes, 115 camiones cisterna y dos helicópteros.

Otros 12 soldados continúan ingresados en «estado grave» por quemaduras después de que acudiesen en refuerzo de los guardas forestales para evacuar a los vecinos de Tizi Ouzou y Béjaia, las dos regiones más afectadas, mientras una veintena de personas se encuentran en paradero desconocido, por lo que sus familiares han lanzado campañas de búsqueda en las redes sociales, publicó este miércoles el diario local Tout sur l’Algérie.

Sicilia alcanza los 48,8 grados y podría superar el récord de calor en Europa

EFE

Las autoridades insisten sobre el origen «criminal» de estos incendios y anunciaron la detención de cuatro supuestos autores, tres de ellos en la ciudad de Médéa, a 80 kilómetros de la capital, y un cuarto en Annaba, frontera con Túnez.

La Federación Nacional de Agentes Forestales dio este miércoles un paso más allá y calificó los incendios de «actos terroristas», por lo que pidió al Gobierno un «cambio radical» en la estrategia de protección de bosques y «mano dura» contra sus causantes.

Pérdidas humanas

Esta región, conocida por sus plantaciones de olivos, ha dejado duras imágenes con miles de árboles carbonizados y el ganado moribundo por asfixia. La presa de Taksebt, la más importante de la zona que cuenta con una capacidad de 180 millones de metros cúbicos, se encuentra desde hace varias semanas en su nivel más bajo; a lo que se suman los fuertes vientos y el difícil acceso a las zonas montañosas siniestradas.

Para Hasan Houicha, periodista de un diario local en la wilaya de Jilel (noreste), el número de víctimas se ha reducido considerablemente gracias a la solidaridad de los habitantes de municipios vecinos que han participado en la evacuación de centenares de personas, alojadas en hoteles y residencias universitarias requisadas por el Estado.

Una de ellas es Tanina, originaria de la localidad de Larbaa Nath Iraten, en Tizi Ouzou, y que a sus once años ha tenido que abandonar su hogar para refugiarse en un garaje alejado del epicentro del fuego.

«Quiero regresar a nuestra casa pero no creo que pueda», relató a Efe entre lágrimas mientras espera junto al resto de miembros de su familia la extinción del incendio para comprobar los estragos provocados.

Los habitantes de Béjaia, otra de las zonas más golpeadas y que se encuentra a un centenar de kilómetros de distancia, ven desde el pasado lunes cómo las llamas arrasan el monte de Yama Guraya, una de las perlas turísticas de la región y que fue clasificado hace más de una década como reserva de la biosfera por la Unesco.

«Nunca había visto nada igual, cuando percibí el fuego era muy pequeño y en menos de dos minutos se propagó de forma increíble», recordó sorprendido Bilal, uno de los testigos.

Escasez de medios

Argelia, el mayor país del continente y que posee más de 4 millones de hectáreas de bosques, conoce en las últimas semanas una ola de calor con temperaturas que alcanzan los 47 grados y que se prolongará hasta el próximo lunes.

Decenas de camiones partieron hoy desde la capital para enviar hasta 340 toneladas de alimentos y medicamentos a la región de la Cabilia mientras la ayuda internacional comenzó a llegar en las últimas horas de este miércoles.

Desde su independencia en 1962, el país magrebí carece de medios suficientes para enfrentarse a este tipo de catástrofes, por lo que las autoridades afirmaron llevar a cabo una operación para fletar varios aviones cisterna desde diferentes países europeos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este miércoles el despliegue de dos de estos aparatos y un avión de mando mientras que su homólogo tunecino, Kais Said, prometió el envío de un helicóptero especializado en incendios.

Por su parte, el director de comunicación de la Protección Civil, Farouk Achour, descartó este miércoles que el uso de estos aviones sea la mejor opción debido a la topografía del terreno, con espacios forestales reducidos y la presencia de numerosos municipios, ya que podría provocar daños mayores.

(Con información de Público)

Argelia se enfrenta al fuego por tercer día consecutivo
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here