Los trabajadores azucareros de la provincia de Cienfuegos concertaron los principales compromisos productivos para encarar la zafra 2021-2022, cuyos retos fundamentales están centrados en lograr moliendas estables con niveles de eficiencia que permitan aprovechar al máximo las potencialiades de la materia prima de que se dispone.

Al intervenir en la plenaria de la Empresa Agroindustrial Azucarera (EAA) Ciudad Caracas, Marydé Fernández López, primera secretaria del Partido en la provincia, reconoció el enorme esfuerzo de los colectivos obreros en el alistamiento de la maquinaria industrial y agrícola, en medio de limitaciones de insumos y piezas de repuesto, además de cumplir las medidas de bioseguridad impuestas por la Covid-19.

La también miembro del Comité Central exhortó a alcanzar niveles superiores de eficiencia en una contienda corta, pero muy necesaria para la economía del país. En tal sentido, la dirigente partidistas insistió en la labor conjunta que debe establecerse entre las administraciones y las organizaciones política y de masas, con el Sindicato al frente, a fin de lograr el comprometimiento en cada una de las áreas del central, pelotones de corte, brigadas de tiro y talleres.

Al decir de Juan Nelson Méndez Martínez, director de la “Ciudad Caracas”, el ingenio lajero está inmemerso en la etapa final de las reparaciones con vista a dejar a punto la fábrica para la arrancada, sobre el 10 de diciembre próximo. Hoy por hoy, según el directivo, la ruta crítica está en concluir con el montaje del tren de engrane del molino número 1.

En los 120 días de operaciones planificados para la molienda por comenzar, los azucareros de esta industria tienen como meta producir unas 30 mil toneladas de azúcar, cifra entre las más altas del país. Para alcanzar tal volumen propuesto aquí se plantean altos indicadores de eficiencia, especialmente un rendimiento por encima de los 10 enteros.

Por su parte, directivos y trabajadores de la EAA Antonio Sánchez, del municipio de Aguada de Pasajeros, confían en concluir satisfactoriamente la restauración del central, y poder arrancar en la primera decena de enero de 2022. A partir de esa fecha, el objetivo es aprovechar la capacidad de molida para finalmente redondear las 19 mil 520 t de crudo compremetidas en esta zafra.

Tal y como pudo apreciar la primera secretaria del Partido en la provincia en su recorrido por áreas del ingenio 14 de Julio, la industria está en condiciones de realizar su ejercicio de zafra el próximo lunes 15 de noviembre, con la seguridad de probar con vapor prácticamente la totalidad de los equipos fabriles, incluyendo las inversiones en el retube de un tacho y las dos nuevas esteras de caña.

Las intervenciones en las plenarias permitieron evaluar los principales retos de la venidera contienda azucarera, tanto en la industria como en la agricultura cañera/ Foto: Armando Sáez.

De alcanzarse los resultados esperados, Amaury Rodríguez Depestre, director general de la Empresa Agroindustrial Azucarera rodense, tiene pleno convencimiento de que el central insigne de Cienfuegos pueda convertirse en el primero del país en dar el pitazo inicial de la venidera contienda. “Por supuesto, el principal compromiso nuestro es sostener el lugar cimero entre los homólogos del Grupo AzCuba y llegarle a las 17 mil 500 t de azúcar planificadas, de ellas 10 mil t para ensacar con destino a la canasta básica de la población del terrotorio sureño y el municipio especial Isla de la Juventud.

Según trascendió en cada una de las plenarias presididas por las máximas autoridades de los municipios de Lajas, Aguada de Pasajeros y Rodas, a la par de los preparativos de zafra, los agricultores de cada una de las bases productivas intensifican las labores de siembra con el objetivo de dejar plantada la simiente en unas mil 400 hectáreas bajo riego entre noviembre y diciembre.

De acuerdo con Ricardo Placeres Parodi, director de coordinación y supervisión de AzCuba en la provincia, en consideración a las condiciones dadas por la baja producción de la gramínea, se adoptó como estrategia realizar una zafra escalonada, lo que permite aprovechar mejor la capacidad instalada y el balance de recurso en el corte y el tiro.

Acerca de la proliferación de bejucos en las plantaciones —debido a la falta de hormonales—, se impone la adaptación de varios aditamentos a las combinadas, a fin de reducir la presencia de esa materia extraña en proceso de fabricación del dulce, además de operaciones manuales que contribuyan a eliminar esos residuos.

Azucareros de Cienfuegos formalizan compromisos de cara a la zafra
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here