El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, señaló este miércoles que no se permitirá que la agresión persistente del gobierno de Estados Unidos y sus intentos de alterar la tranquilidad ciudadana y dañar la paz social del país, atenten contra el regreso paulatino a la normalidad.

En una presentación ante el Cuerpo Diplomático acreditado en la Isla, el canciller destacó que la agresión se organiza desde el exterior con el empleo de agentes internos, al tiempo que subrayó que el pueblo defenderá el orden constitucional por el que votó en 2019.

“El eje central de esta operación organizada desde centros de poder en Estados Unidos, en ejercicio de la política oficial del gobierno de EE.UU., con intervención de altos funcionarios de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y otras agencias, con la intervención permanente de senadores y congresistas anticubanos, conducen a consecuencias que en otros países han provocado conflictos y guerras militares”, afirmó.

.@BrunoRguezP | «El eje central, el libreto que sigue el gobierno de EEUU, es tratar de mostrar a Cuba como un estado fallido, intento desesperado y tonto».#CubaVive pic.twitter.com/BMw8XCiAKU

— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) November 10, 2021

Rodríguez Parrilla destacó que el gobierno de Estados Unidos intenta mostrar a Cuba como un Estado fallido, lo que catalogó de “infructuoso, desesperado y tonto”. Ello resulta un pretexto para el recrudecimiento del bloqueo y la aplicación de las 243 sanciones de Trump, que se mantienen vigentes bajo la administración de Biden.

“El gobierno de Estados Unidos sabe perfectamente que, con las campañas que arreció en los últimos meses, intenta provocar situaciones de sufrimiento en nuestro pueblo, en la esperanza de que generen condiciones para un estallido social”.

El ministro cubano denunció que, para desestabilizar el país, se utiliza una poderosa maquinaria comunicacional: “Intentan construir, desde la mentira y la irrealidad, un escenario virtual inexistente en la esperanza de convertirlo en un escenario real”.

Rodríguez Parrilla sentenció que se trata de “una operación que se organiza desde el punto de vista material y práctico, en lo fundamental, desde territorio de los Estados Unidos, que conecta con grupos violentos con pasado y presente de acciones terroristas contra nuestro pueblo”.

En Facebook –afirmó– existen grupos privados que realizan actividades ilegales, y desde donde se alteran mecanismos de geolocalización para simular la presencia masiva en Cuba de personas que radican en otro país, fundamentalmente en EE.UU.

.@BrunoRguezP | «Facebook, plataforma privada, que se caracteriza por una práctica no solo de violación de los ciudadanos a la información veraz, alienta mensajes de odio y de discriminación y es una plataforma generadora de violencia». #CubaVive pic.twitter.com/1C8u5TQWoV

— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) November 10, 2021

“Facebook podría ser perfectamente, con estricto apego a la ley, demandada por estas prácticas contra Cuba”, subrayó.

“En estos acontecimientos se dirime el derecho de un Estado soberano, de un pueblo en ejercicio de la libre determinación, frente al intento de una superpotencia de intervenir en sus asuntos internos, forzar un cambio de régimen, destruir el orden constitucional, por motivaciones estrictamente políticas”, sentenció.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba informó que desde el 22 de septiembre último se han producido un total de 29 declaraciones del gobierno de Estados Unidos y de figuras influyentes del Congreso de ese país, con el objetivo de instigar a acciones de desestabilización en la Isla.

“Cuba jamás permitirá acciones de un gobierno extranjero en nuestro territorio, tratando de desestabilizar el país”, destacó y añadió que en dichas declaraciones solicitan a algunos gobiernos a que se sumen a estas acciones contra Cuba.

Rodríguez Parrilla informó que, solo durante el mes de octubre, la embajada de Estados Unidos en La Habana, ha publicado en Twitter un total de 59 mensajes, 36 de los cuales están relacionados con un intento de alterar la estabilidad interna de Cuba: “De una manera desvergonzada, tres de esos tuits, se refieren a la supuesta ayuda del gobierno de Estados Unidos al pueblo cubano en estas circunstancias, incluyendo las garantías a un mayor acceso a alimentos, medicinas y suministros médicos”.

“Mienten desvergonzadamente, no ha habido ningún ofrecimiento de ayuda del gobierno de Estados Unidos, ni humanitaria ni de ninguna índole a lo largo de toda la pandemia; ni siquiera cuando se produjo la avería de la planta productora de oxígeno se concedieron licencias específicas para enviar oxígeno a Cuba”, afirmó y agregó que no se ha enviado una sola tonelada de medicina ni alimentos a la Isla por parte del gobierno norteamericano.

El canciller denunció que Washington continúa aplicando medidas que impiden la reunificación familiar, los viajes, el otorgamiento de visado, y no permiten que, ciudadanos cubanos residentes en terceros países con doble ciudadanía, puedan entrar a territorio estadounidense con esos pasaportes.

De manera más reciente –dijo– exigen a los ciudadanos cubanos que deseen viajar a Estados Unidos un certificado de vacunación con inmunógenos reconocidos por la autoridad regulatoria estadounidense o la OMS: “Espero que la OMS actúe en apego a sus propias normas y tomando en cuenta las circunstancias de emergencia que se viven hoy en el planeta”.

«No deja de ser discriminatorio que no se permita a los cubanos entrar a territorio estadounidense portando certificados con pleno valor legal de haber sido vacunados con vacunas cubanas, cuya eficacia ha quedado totalmente demostrado”, aseveró.

Rodríguez Parrilla subrayó que, durante los dos años de pandemia, el gobierno de Estados Unidos ha sido incapaz de ofrecer ayuda humanitaria a Cuba: “Ha roto la tradición de gobierno republicanos o demócratas que lo hicieron ante huracanes y desastres naturales en el pasado”.

Solo ahora –informó el ministro– Washington tiene el propósito de enviar un millón de dosis de una de sus vacunas a Cuba, en un momento donde casi toda la población está vacunada y se celebra el control de la pandemia en el país.

“Están ofreciendo vacunas a una población ya vacunada, incluso, avanzando el programa de la dosis de refuerzo, pero además plantean requisitos estrictos e injerencistas, como la obligación de realizar estudios clínicos en Cuba con esas vacunas”, afirmó y agregó que, además, exigen responsabilidad legal de compensación por efectos secundarios, estudios clínicos para cerciorarse que sean compatibles con los inmunógenos cubanos y monitoreo por agencias norteamericanas del destino final de la aplicación de las vacunas.

“¿Qué sentido tiene esa oferta oportunista a última hora, cuando ya no tendría efecto práctico alguno? ¿Por qué el oxígeno no, y vacunas ahora sí? ¿Por qué vacunas no cuando más falta nos hubieran hecho? ¿Por qué no facilitar la importación de los insumos imprescindibles para el enfrentamiento a la pandemia y para el desarrollo y el escalado industrial de las vacunas?”, se preguntó el ministro.

Sin embargo, Rodríguez Parrilla declaró al gobierno de Estados Unidos que si esa oferta es seria, sincera y responsable, Cuba la reconoce y la apreciaría como un acto en la dirección correcta: “Hemos respondido al gobierno de Estados Unidos con una explicación respetuosa y estrictamente apegada a la verdad con las razones por las cuales esa donación no contribuiría a mejorar la salud de los cubanos ni tendría impacto epidemiológico alguno”.

El canciller cubano informó que la Isla ofreció a la administración Biden que utilice esa donación de conjunto con otra donación de vacunas cubanas para la inmunización de la población de algún país altamente necesitado de ellas: “Reitero hoy el ofrecimiento que hicimos antes de manera privada al gobierno de Estados Unidos, de una operación triangular, conjunta, y estamos en contacto con algunos gobiernos de países que reúnen estas condiciones”.

Por otro lado, el diplomático informó que solo en septiembre de 2021, se asignó un paquete de seis millones de dólares de subsidios por parte de la agencia federal USAID, destinados a 12 organizaciones que operan en Florida, Washington y Madrid en el negocio de la industria anticubana.

EEUU, incapaz de financiar los gastos sociales mínimos que reclama su población, gasta decenas de millones de dólares cada año para atacar a #Cuba y se apresura ahora a capitalizar el dinero empleado con una provocación desestabilizadora.#CubaVive

2/4 pic.twitter.com/MADxaxWMTK

— Bruno Rodríguez P (@BrunoRguezP) November 10, 2021

Asimismo, el ministro denunció que existe una operación de toxicidad en la comunicación y las redes digitales: “Es una política de aliento al odio, incitación a la violencia e instigación al delito”.

“El gobierno de Cuba, estrechamente unido a nuestro pueblo y en respuesta al consenso ampliamente mayoritario que existe en nuestro país, impedirá cualquier ensayo de acciones anticonstitucionales, dirigidas a un cambio de régimen en Cuba”, afirmó.

Rodríguez Parrilla señaló que no se permitirá que se invoque a la Constitución para violentarla, ignorarla o destruirla.

“Nuestro pueblo continuará haciendo los mayores esfuerzos para sortear las dificultades económicas que padecen todas las familias cubanas, y lo haremos con nuestro trabajo y pensando en nuestros propios recursos”, añadió.

El ministro cubano sentenció que se impedirá cualquier tentativa de injerencia e intervención contra la independecia y la soberanía de Cuba.

.@BrunoRguezP | «La política de EE.UU. contra Cuba está destinada al fracaso. Despierten de ese sueño. No va a suceder. No ha funcionado, no funciona y no funcionará jamás.»#CubaVive pic.twitter.com/FcIDiiqQZ7

— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) November 10, 2021

Rodríguez Parrilla reiteró que la política de Washington hacia la Isla es disfuncional, obsoleta, anclada en el pasado, ineficaz y costosa para los contribuyentes estodounidense.

En ese sentido, el ministro solicitó la solidaridad de la comunidad internacional, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y agradeció las muestras solidarias de muchas personas en todo el mundo hacia la Mayor de las Antillas.

Denunció, además, que existen amenazas contra embajadas cubanas y contra corresponsales de la prensa extranjera acreditados en La Habana.

“Reclamo al gobierno de Estados Unidos que cese las acciones desde territorio estadounidense de acoso contra periodistas”.

El canciller cubano llamó a defender el derecho internacional, y el derecho de los pueblos a la libre determinación.

“Nuestro pueblo va a ejercer su derecho a la paz”, concluyó.

En video, presentación del canciller cubano

Canciller denuncia campaña de desestabilización de EEUU contra Cuba
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here