Un clima de tensa calma permea el ambiente en el condado de Hennepin, Minnesota, donde el juez que supervisa el juicio contra Derek Chauvin, exoficial de policía acusado de asesinar a George Floyd, pretende avanzar en la selección del jurado, a pesar de disposiciones que pueden retrasar el proceso.

La decisión del magistrado Peter A. Cahill, de seguir adelante con el enjuiciamiento, provocó una apelación inmediata de los fiscales, hecho que sorprendió a los observadores legales, quienes dijeron que la inusual maniobra podría ser motivo para una moción de la defensa destinada a desestimar el caso.

Chauvin está acusado de asesinato en segundo grado y de homicidio involuntario por la muerte de Floyd. Un video, ampliamente difundido, muestra al acusado presionando durante más de nueve minutos con su rodilla el cuello de Floyd, quien tenía su cara contra el piso, estaba inmovilizado, esposado y reclamaba que no podía respirar.

El asesinato tuvo un fuerte impacto en la opinión pública nacional e internacional, y generó protestas en diferentes ciudades estadounidenses en contra de la brutalidad policial y el racismo.

🔷 Protestas por asesinato de George Floyd (+Video de la detención)

Según el diario The Washington Post, la inseguridad jurídica en esta etapa de los procedimientos se produjo cuando se esperaba fuera el primer día de selección del jurado en el juicio.

Sin embargo, las gestiones procesales se detuvieron casi inmediatamente después de que los fiscales cuestionaron si Cahill podía seguir adelante sin pronunciarse sobre los esfuerzos de la fiscalía para restablecer un cargo de asesinato en tercer grado.

El magistrado, quien anteriormente dijo que esa moción no podía aplicarse al caso, recibió la orden de la Corte de Apelaciones de Minnesota el viernes de reconsiderar su decisión, pero describió el cargo de asesinato en tercer grado como un tema con pocas posibilidades en el juicio y dijo que planeaba seguir adelante con la selección del jurado y otros asuntos previos.

La decisión provocó objeciones de los fiscales, quienes presentaron una moción de suspensión del proceso, y argumentaron que la falta de claridad sobre la jurisdicción de Cahill provoca incertidumbre en un caso de esta magnitud.

Mientras los fiscales presentaban su apelación, Cahill envió a los posibles miembros del jurado a casa por el día y salió del juzgado durante varias horas.

Otros asuntos generaron rumores sobre un posible retraso en el juicio, pues Eric Nelson, el abogado de Chauvin, estuvo de acuerdo en que Cahill debería continuar con la selección del jurado y sopesando otros asuntos relacionados con los cargos.

Sin embargo, señaló que presentaría una apelación ante la Corte Suprema de Minnesota si el tribunal de apelaciones decide que se debe restablecer la acusación de asesinato en tercer grado.

Susan Gaertner, exfiscal jefe en el vecino condado de Ramsey, dijo que no recordaba un caso en el que un juez siguiera adelante mientras había una apelación en curso sobre cargos específicos.

Crece la tensión

Mientras tanto, la tensión crece en Minneapolis, ciudad de Minnesota donde se realiza el juicio, y las principales avenidas y calles que conducen al juzgado se encuentran cerradas.

Medios locales señalan que las autoridades de la ciudad refuerzan la seguridad ante el juicio, y el gobernador de Minnesota, el demócrata Tim Walz, activó unidades de la Guardia Nacional.

De acuerdo con lo establecido por la ley, se necesitará un fallo unánime de los 12 miembros del jurado para declarar culpable a Chauvin. En tanto, no se espera el fallo de este caso antes de fines de abril.

EEUU: tensa calma rodea proceso contra el asesino de George Floyd
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here