Por Andy Luis Leal 

La selección nacional cubana inició su camino en las Eliminatorias Mundialistas de Concacaf rumbo a la Copa del Mundo de Qatar 2022 con nuevas caras, ilusiones renovadas y las mismas carencias tácticas del pasado.

Cuba cayó como visitante 1-0 ante Guatemala en la primera jornada del Grupo C en partido disputado en el estadio Doroteo Guamuch Flores de la capital guatemalteca tras un gol a balón parado de Luis Martínez que dejó en evidencia a toda la zaga cubana y le dio el triunfo a los chapines.

Dos minutos más tarde una expulsión rigurosa del mediocentro Karel Espino cortó todas las esperanzas, pero aún así la selección lo intentó con más corazón que fútbol, guiados por Luis Paradela, Aricheell Hernández y Onel Hernández, quien llegó finalmente en pleno partido y entró para jugar el segundo tiempo. Un detalle que dice mucho del compromiso de este jugador con el proceso.

Cuba sobrevivió a una primera media hora soporífera donde le costaba demasiado conectar sus líneas y en la que Guatemala tuvo tres acciones de peligro. El equipo de Pablo Elier Sánchez, que abrió con un 4-4-2 como veníamos indicando, tiene muchos problemas en la circulación de balón y los envíos en largo fueron su único recurso para llegar a campo de los chapines. Pero en el último cuarto del primer tiempo se sacudió el dominio bajo la batuta del capitán Aricheell y con Paradela, el mejor jugador por Cuba, como estandarte.

Sin embargo los puntas Maykel Reyes y Joel Apezteguía estuvieron inéditos. Con Aricheell Hernández en la contención la selección cubana pierde al futbolista más lúcido del mediocampo demasiado lejos de la zona de influencia, así todo el juego se recarga por bandas y el funcionamiento en general es bastante básico para las defensas rivales.

Al inicio de la segunda mitad llegó el momento que tantos aficionados cubanos esperaron: el debut de su estrella Onel Hernández, extremo del Norwich City de Inglaterra, quien llegó directamente al campo luego de una travesía que fue una odisea para sustituir a Jean Carlos Rodríguez. Un momento simbólico que puede cambiar el futuro de esta selección.

Foto: Noticias 10 Guatemala

Foto: Noticias 10 Guatemala

Pero a la hora de partido Guatemala nos hizo despertar del sueño con un gol a balón parado. La casi nula capacidad táctica, es quizás, el mayor pecado del fútbol cubano. Luis Martínez aprovechó un despiste generalizado de la zaga cubana para aparecer por el segundo palo y definir el partido. La mala noticia es que el gol fue el de la victoria por 1-0, la buena es que con trabajo, mucho trabajo y quizás un técnico más capacitado, estas situaciones se pueden revertir.

Del resto se encargó el colegiado costarricense Benjamín Pineda, quien pitó en la línea mediocre del arbitraje de Concacaf, siempre localista y midiendo con diferente vara las acciones de chapines y cubanos. El gol nació de una falta de Corrales sobre Darwin Lom que nunca fue y la guinda fue la expulsión por roja directa a Karel Espino al minuto 62 tras cortar un contragolpe chapin. Pablo Elier reaccionó con la entrada de Sandro Cutiño por Apezteguía, mientras que el polivalente Yosel Piedra pasaba al mediocampo.

Con superioridad Guatemala dispuso de las mejores ocasiones y apareció el portero Sandy Sánchez para salvar el 2-0 tras un disparo de Saravia que se desvió en Carlos Vázquez. El técnico cubano fue valiente, puso al goleador local Sander “Keko” Fernández por el lateral Morejón para pasar a línea de tres en el fondo y el equipo se contagió.

Los jugadores de más carácter y calidad, Aricheell y Onel Hernández, ya sin Paradela en el campo, tiraron del carro y Cuba rozó el empate en un pase filtrado del villaclareño. La última ocasión llegó en el minuto 85, cuando Onel dejó muestras de su calidad en una jugada individual que terminó cediendo al joven Yasniel Matos que no pudo definir. Ahí se apagó un partido que deja a la selección cubana con la sensación de que han dado el primer paso en la dirección correcta.

El próximo domingo llega el duelo más exigente contra Curazao, un partido con aires de venganza tras la eliminación a manos de los caribeños en la primera instancia de las eliminatorias pasadas. Cuba llega con la sensible baja de su contención Espino, pero con tres días más de entrenamiento juntos y con la certeza de que hay equipo.

Eliminatorias Concacaf: Guatemala 1-0 Cuba. Hay equipo
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here