Por Nicanor León Cotayo
Cuando la pandemia causada por el SARS-CoV-2 se recrudece, las muertes por armas de fuego también se incrementan en Estados Unidos

Sostenidas informaciones corroboran que la sociedad estadounidense sigue convirtiéndose en un gigantesco tiro al blanco.

El jueves un hombre armado asesinó a 8 personas e hirió a otras durante un ataque nocturno cerca de instalaciones del aeropuerto de Indianápolis, estado de Indiana. Tras una calma relativa durante la pandemia, ese tiroteo dejó al menos 5 personas hospitalizadas y una de ellas con pronóstico de grave, según la vocera de la policía de la ciudad, Genae Cook.

Otros dos heridos recibieron el alta tras ser atendidos en la escena de la balacera, añadió Cook. Levi Miller, testigo, dijo que estaba trabajando y escuchó varios disparos en sucesión rápida. Y añadió que vio salir a un hombre disparando con un rifle.

Mientras, en los Estados Unidos ya se reportan más de 566 mil  fallecidos por la Covid-19.

¿Se inaugura una nueva selva? 

En marzo último, 8 personas fueron asesinadas en la zona metropolitana de Atlanta, y otros 10 ciudadanos murieron en una balacera alrededor de un supermercado en Boulder, Colorado. Ese fue el tercer tiroteo colectivo del año en esa ciudad.

En enero, 5 personas, una de ellas embarazada, murieron, y un hombre fue acusado de matar a 3 adultos y un menor.

Genae Cook, vocera policial de la ciudad de Indianápolis, declaró que no se ha identificado al agresor que mató a 8 personas y que todavía tratan de determinar la causa del incidente.

Mientras, familiares de las víctimas esperan noticias de sus seres queridos. A la balacera de Indianápolis, el jueves último, se sumaron este domingo otros tres tiroteos en Wisconsin, Texas y Nebraska como parte de una escalda de violencia que se entrelaza con la mortal pandemia del SARS-CoV-2.

(Tomado de Radio Reloj)

Estados Unidos: Un tiro al blanco
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here