Hace unos meses publicaba un artículo sobre el gran trombonista nacido en la provincia de Cienfuegos, Generoso “Tojo” Jiménez, un músico que trazó un antes y un después en la interpretación del trombón dentro de la música cubana. Hoy les propongo hablar sobre otro destacado intérprete de este instrumento: Jesús “Aguaje” Ramos, a quien se le considera continuador de la obra de Generoso, aunque con un estilo muy propio, como lo son también sus aportes a nuestra música. A partir de “Aguaje” se puede estudiar la evolución del trombón y su desempeño dentro de la música cubana.

Lectura recomendada⇒ Generoso qué bueno toca usted

Sin embargo, es más conocido por su rol de director, durante 20 años, del “Buena Vista Social Club”; agrupación que abrió pautas importantes para la música cubana en el mundo a comienzos del Siglo XXl. Dirigir a todas esas joyas precisaba de talento, conocimiento, respeto por las tradiciones y muchísima dedicación. Posteriormente crea el proyecto, igualmente liderado por él, que da continuidad a la legendaria orquesta que lleva por nombre Aguaje y su Buena Vista, con el que se desarrolla en la actualidad.

Jesús “Aguaje” Ramos Redonet, nace en San Luis el 13 de agosto de 1951. Después se establece en la ciudad de Pinar del Rio. Su primer instrumento sería el bombardino, con el cual integra la Banda Municipal de Conciertos. Posteriormente, y con su entrada a la Orquesta de Música Moderna, se dedicó por completo al trombón. Desde 1979 radica en La Habana. Allí se unió al grupo acompañante de Las D’Aida, haciendo importantes presentaciones en Cuba y exitosas giras por distintos países de Latinoamérica, Europa y África. Ese mismo año fue parte del elenco que hizo el disco Estrellas de Areito, que contó con Miguelito Cuní, Félix Chappottín, Tito Gómez, “Niño” Rivera, Richard Egües, Teresa García Caturla, Paquito Dʼ Rivera, Arturo Sandoval, entre otros, y dirigidos por Juan Pablo Torres. En 1987 viaja a Mónaco con el grupo Caribe Expreso. Formó parte de la Orquesta que acompañaba el espectáculo del Gran Casino de Mónaco, tocando junto a figuras de renombre internacional como Donna Summer, Dionne Warwick y George Benson.

Jesús “Aguaje” Ramos junto a Omara Portuondo

En 1990 realiza una gira por Venezuela, España y Francia con el conjunto de Adalberto Álvarez. Del año 1992 a 1994, permanece en España trabajando con la Orquesta de la Antología del Bolero dirigida por el maestro Reinaldo Montesinos, y realiza varias producciones discográficas. A su regreso a Cuba vuelve a los estudios de grabaciones junto a figuras como Tata Güines, Omara Portuondo, Kiki Corona, Raquel Zozaya, Teresa García Caturla, José Miguel Crego “El Greco”, Richard Egües, Carlos Averhoff, Manuel Mirabal “El Guajiro”, Merceditas Valdés, Pío Leyva y Tito Gómez, entre otros.

En Abril de 1997 lleva a cabo una gira por Europa con la Orquesta Afro Cuban All Stars, que reunió a importantes artistas de las décadas del ’40 al ’80. Ese año el sello Británico World Circuit lanzó el disco Introducing Rubén González y se realizó una exitosa gira por importantes salas de conciertos de Europa, en la cual Jesús Ramos estuvo como trombonista y vocalista, además de asumir la dirección musical del grupo de R. González. Salió también al mercado, por el mismo sello británico, el memorable disco Buena Vista Social Club.

A partir de entonces, comienza una de las etapas más importantes de su carrera junto a la agrupación Buena Vista Social Club, referente obligado de la música cubana a nivel mundial. Fue tanto el éxito, que se hizo obligatorio para muchas agrupaciones incluir en su repertorio temas del “Buena Vista”. Al preguntarle sobre qué significó para él trabajar al lado de estos ya consagrados artistas, me comentó que le habían aportado sabiduría y mucho respeto. Varios de los músicos de la agrupación fueron integrantes de las orquestas de Arsenio Rodríguez y de Enrique Jorrín, entre otras, y por eso afirma que: “Sigo haciendo el danzón como lo creó Faílde; el son como Arsenio Rodríguez; el chachachá como Enrique Jorrín y Richard Egües; continúo ese legado”. Bajo este concepto nos ha representado magistralmente en los mejores escenarios del mundo.

No puede hablarse de la escuela de trombón dentro de la música cubana y de nuestras agrupaciones emblemáticas sin reconocer la obra de Jesús “Aguaje” Ramos, un creador que bebió de la fuente de los grandes que le antecedieron, reverenció su legado y creó el suyo propio. Para beneplácito nuestro sigue enfocado en la creación, preparando nuevas sorpresas junto a su orquesta.

Jesús y el «Buena Vista Social Club» en la Casa Blanca.

Jesús “Aguaje” Ramos Redonet, el trombón “majadero” del “Buena Vista Social Club”
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here