La Fiscalía de Venezuela abrió una investigación en contra del exdiputado venezolano Juan Guaidó por «usurpación de funciones, traición a la patria, conspiración, hurto calificado de activos y asociación para delinquir» en relación con el caso Monómeros, una empresa propiedad del Estado venezolano y filial de Pequiven ubicada en Colombia.

La semana pasada, el Gobierno de Iván Duque anunció la toma de control de la compañía, una de las primeras en el extranjero que cayó en manos de Guaidó después de su autoproclamación como «presidente interino» de Venezuela, en 2019.

¿Qué pasa con Monómeros?

Una nueva controversia se agregó al caso de Monómeros la semana pasada, cuando la administración de Duque anunció la toma de control de la filial, argumentando que se habían identificado «situaciones susceptibles de mejora» en «sus procesos económicos, jurídicos y administrativos». La decisión fue respaldada por Guaidó, que considera que esta maniobra es «para defender los intereses del pueblo venezolano» y que Colombia es «un gran aliado».

¿Una expropiación a la vista? Colombia interviene Monómeros

Este lunes, la presidenta de Monómenos, Carmen Elisa Hernández, presentó su renuncia tras haber asumido ese cargo de manera ilegal en abril de 2019, dos meses después de la autoproclamación de Guaidó. Hernández alegó que estaba en desacuerdo con la posición adoptada por la gerencia general de la empresa, que había rechazado la toma de control. La exresponsable considera, al igual que Guaidó, que esta acción del Gobierno colombiano «es el único mecanismo para proteger a Monómeros» y «permitirle superar la grave situación en la que se encuentra».

Robo flagrante

Por su parte, Caracas calificó de «robo flagrante» la medida tomada por Bogotá y agregó que la delegación gubernamental llevará el caso a la mesa de diálogo con la oposición, cuya primera ronda se celebró recientemente en México.

Uno de los puntos prioritarios de las negociaciones para el Gobierno de Venezuela es la recuperación de los activos confiscados al Estado en el extranjero producto de las sanciones impuestas por EE.UU.

El interés sobre Monómeros, que es propiedad absoluta de Venezuela, se debe a que resulta una empresa clave para Colombia, puesto que la compañía tiene la capacidad para producir 1,3 millones de toneladas de sustancias orgánicas e inorgánicas para la siembra a gran escala. Asimismo, según datos de la Superintendencia de Sociedades, la firma se ubica en el lugar 128 de las mil empresas más grandes de ese país.

Justicia venezolana abre investigación contra Juan Guaidó
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here