La compleja situación epidemiológica que vive la provincia impidió el recibimiento que merecía, pero no obstante, por medio de la vía telefónica y con la ayuda de la colega Litzie Álvarez Santana, pudimos hacer realidad la entrevista que no podía faltar. 

Fernando Dayán Jorge Enríquez, nuestro flamante campeón olímpico de canotaje, reconoce en primer lugar todo el trabajo realizado previo a la cita bajo los cinco aros.

“En los últimos tres años la preparación ha sido muy intensa. Por eso, ya en 2021, cuando pensamos que los juegos no serían posibles debido a la pandemia, nos sentimos realmente mal. No es fácil, luego de mucho tiempo de sacrificio y entrega perder esa posibilidad. Sobre todo pensaba en mi compañero Serguey, pues ya en la recta final de su carrera deseaba como nadie su medalla olímpica.

“Por eso, en primer lugar, estamos muy agradecidos por la realización de los juegos, que nos brindaron la oportunidad de competir a ese nivel, fundamentalmente para aquellos que estarían en su última aparición. En verdad todos los atletas se veían muy contentos.

“Como todos saben la preparación fue accidentada, pero estábamos seguros de que la Olimpiada sería muy competitiva. El mundial nos ayudó a estudiar a los rivales y ello nos permitió trazar las estrategias para las diferentes regatas que enfrentamos en Tokio”.

La regata final resultó uno de los momentos más espectaculares de la actuación cubana. ¿Cómo la viviste?

“La encaramos con mucho optimismo y siempre estuvimos pensando en la medalla de oro. Los pronósticos nos ubicaban en el podio, pero nosotros en lo particular sabíamos que podíamos alcanzar el título. Desde el inicio de la regata final nos trazamos la estrategia de mantenernos entre los primeros. Cuando pasamos los 250 metros vimos que el podio era casi seguro, y ya tras los 500 nos dimos cuenta de que el oro era posible. Nosotros decimos que somos ‘de petróleo’ y nos encontrábamos en nuestro máximo nivel, así que solo quedaba echar el resto e ir en busca del cetro. Al llegar a la meta, como ocupo la posición trasera del bote, no sabía con seguridad la ubicación final, debido a lo cerrado que fue. Le pregunté a Serguey y él no podía articular palabra, por el agotamiento. Entonces miré la pizarra y ahí vino el grito de euforia. No soy una persona muy expresiva, pero en ese momento lo solté todo. Me sentí campeón olímpico.

“Estudiamos la regata para establecer los procederes a seguir en cada tramo. Aquí tenemos que agradecer el trabajo realizado por los entrenadores y la psicóloga del equipo, que nos preparó para ese momento del remate final. Estoy muy contento, porque es una meta que me tracé desde niño en este deporte. Sabíamos lo que era estar en una final olímpica, pero ahora no nos conformábamos con eso, queríamos la medalla, y lógicamente, soñábamos con el título. Y creí que lograrlo iba a restar un poco la sed de triunfo, pero ha sucedido todo lo contrario. Sigo siendo el mismo muchacho con muchas ambiciones y las metas y sueños no terminan aquí. Esto te inunda de una adrenalina que te contagia y te incentiva a seguir adelante”.

Histórico fue el encuentro con Thomas Bach, Presidente del Comité OIímpico Internacional

“En ese momento le agradecimos por la oportunidad de que se realizaran las Olimpiadas. También le mostramos satisfacción por la emotiva reunión, pues es reconfortante que una persona de su tipo reconociera nuestro esfuerzo y trabajo. Él nos felicitó por nuestra participación y elogió la regata y su final espectacular. Eso es inolvidable”.

¿Continúas junto a Serguey?

“Tenemos una compenetración muy importante. Habló de su posible retiro, de que estas eran sus últimas competencias oficiales, pero ahora también se ha contagiado con el éxito y no se ha hablado más del tema del adiós. Él demostró estar en gran forma y todavía puede sumar otros lauros, estoy seguro”.

¿Satisfecho con la actuación en el C-1?

“Sí, aunque claro que quería más. Creo que cumplí, sobre todo por llegar a la final, pues no le dediqué el mismo tiempo que al C-2, mi prueba más fuerte. No todos conocen que son entrenamientos totalmente diferentes y por ello estoy muy contento con ese séptimo escaño. Lo asumo como una experiencia y una enseñanza más, por si decidiera dedicarme a esa modalidad en el futuro”.

¿Cómo valoras el desempeño general del canotaje?

“Indudablemente resultó una de las mejores demostraciones de nuestro deporte en los Juegos Olímpicos. Por primera vez clasifican tantos botes a finales y demostramos que hay mucho futuro y perspectivas, y no solo en el sexo masculino”.

Ya con el sueño convertido en realidad, el joven no olvida a todos los que han tenido que ver con el resultado.

“Agradecemos al Inder Nacional, por la base de entrenamientos que por tres meses establecimos en Europa. Así como por la posibilidad de tomar parte en varios certámenes de primer nivel, como diferentes fases de la Copa del Mundo. Ello nos permitió aclimatarnos al ambiente que enfrentaríamos en Tokio, pues cumplimos las rutinas de entrenamientos de algunos países y conocimos más a los contrarios.

“También al organismo deportivo de Cienfuegos, pues a pesar de la Covid, me brindaron todo el apoyo para que no dejara de entrenar en la etapa donde estuve acá. Gracias al hotel Punta la Cueva, que sirvió de anfitrión para la preparación. A todo su colectivo de trabajadores, mi agradecimiento”.

¿Mensaje para Cienfuegos?

“Sé que todos aquí han seguido mi carrera, y si en algún momento algunas personas dudaron de mis posibilidades, los cienfuegueros siempre me alentaron y apoyaron. Esta medalla es para ellos. Es un honor regalar este cetro a la provincia, sobre todo en tiempos como este, donde cualquier alegría viene muy bien”.

¿Qué significado tiene tu familia?

“Mira, estoy muy contento por ellos. Se viven momentos felices pero también muy difíciles, y ahí es donde la familia más ayuda con sus consejos, su confianza, su incondicionalidad. Mi familia siempre ha estado presente. Por eso me satisface regalarles esto, que es un resultado de ellos también”.

Pronto volverás a la competencia

“Sí, el próximo mes debemos estar participando en un certamen mundial. Luego de la alegría de Tokio queremos salir a demostrar nuestras potencialidades. En mi caso poseo preseas en este tipo de citas, pero ahora voy en busca del título”.

La entrevista con Fernando Dayán que no podía faltar
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here