Mucho se ha “cacareado” en las redes sociales solicitando ayuda humanitaria para nuestro país; incluso los más osados se han atrevido a pronunciar el término intervención humanitaria como si no supiéramos por estos lares, de qué se trata. 

Pero yo me quedo con la verdadera ayuda, gracias al accionar de grupos solidarios con Cuba y a la decidida voluntad de gobiernos los cuales, saltando las vallas del bloqueo, se han hecho presentes para contribuir —con recursos— a enfrentar la complejísima situación epidemiológica.

Baste mencionar a Rusia, nación la cual ha hecho llegar 88,8 toneladas de ayuda humanitaria, verdadera, sin segundas intenciones. Dos aviones AN-124 se encargaron de transportar alimentos y medios de protección anticovid-19, entre ellos harina de trigo de calidad superior, un millón de mascarillas faciales desechables, latas de alimentos en conserva y aceite de girasol refinado de primera clase.

Pero eso no es todo. Andrei Guskov, embajador de la Federación de Rusia en Cuba, manifestó que trabajan en coordinación con la parte cubana para conocer las necesidades específicas de medicamentos; sin dudas uno de los puntos neurálgicos.

No hubo condicionamientos para enviar la carga. Solo el deseo de ayudar a un país amigo en dificultades, acentuadas por la política hostil y genocida del cerco económico, financiero y comercial más largo de la historia.

¿Otros ejemplos?

Ahí está el país azteca, nación hermana; la misma a la que la tierra antillana le ha llevado la salud y la vida en las manos y corazones de su personal sanitario para asistir también a enfermos de Covid-19.

Grupos de solidaridad con Cuba en Estados Unidos también se hacen presentes para ayudar a Cuba. /Foto: Cubadebate

Lo ha confirmado el propio presidente Andrés Manuel López Obrador: Desde Veracruz saldrán dos barcos de la Armada de México con oxígeno, alimentos y medicinas. Pero ha dicho más al referirse al bloqueo: “(…) aprovecho para hacer un llamado a que se exprese en hechos la votación en la ONU, que se convierta en acciones de ayuda al pueblo de Cuba”.

No menos han hecho las asociaciones de solidaridad en diversas partes del mundo. Por ejemplo, la Asociación de Cubanos Residentes en Panamá recaudó más de cuatro mil dólares para la compra de insumos médicos necesarios en el enfrentamiento a la pandemia; mientras el 17 de julio último arribó al puerto de Mariel unos dos millones de jeringuillas procedentes de Estados Unidos. Es solo una parte de los seis millones previstos, según informaron los líderes del Movimiento de solidaridad con Cuba en la nación norteña.

Desde otras partes del mundo también son visibles las muestras de la verdadera solidaridad, brindada no a punta de pistola o con condicionamientos, sino con desinterés y amor. Con esa, yo me quedo.

La verdadera ayuda a Cuba
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here