Cuando a un colectivo consagrado se le reconoce lo realizado en un período de sacrificios, esfuerzos notables y peligros, el corazón de sus integrantes se ensancha y el alma siente el regocijo de que valió la pena. Entonces surgen nuevos compromisos.

Así sucedió con el de la Villa Perlazúcar, una de las unidades de alojamiento más gustada por la población cienfueguera y de territorios cercanos y que como parte del enfrentamiento a la pandemia provocada por la COVID-19 cambió su quehacer y se convirtió con prontitud en un Centro de Aislamiento para pacientes y sospechosos.

En sencillo, pero emotivo acto le fue entregado el Certificado Proeza Laboral, firmado por Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

La Secretaria General de la CTC en Cienfuegos (al centro) exhortó a mantener el mismo espíritu en la preparación de la Villa para acoger a quienes la prefieren para vacacionar y recrearse. / Foto: Barreras Ferrán.

El reconocimiento responde a la labor realizada por sus trabajadores y las disímiles y complicadas tareas afrontadas en la misión que les correspondió en un accionar sin precedentes.

Mayté Yera Santana, secretaria general de la CTC en esta provincia, y Serguei García Martínez, máximo dirigente del buró del Sindicato de Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios (SNTCGS) pusieron el Certificado en manos de los directivos principales de la administración y la sección sindical de la Villa.

También le fue otorgado a ese colectivo el Sello al Mérito, Humanismo, Sensibilidad y Solidaridad, conferido por el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Yoel Sarría, director de ese centro, explicó que fueron atendidos más de 3 mil 800 enfermos y sospechosos, exaltó el altruismo de cada trabajador y afirmó que a partir de ahora afrontaran el mejoramiento de las condiciones de la Villa para acoger a la población y ofrecerle el esparcimiento y la recreación que merece.

Mayté Yera Santa resalto la importancia de lo que realizaron en Perlazúcar para acoger y atender de la mejor manera a enfermos y sospechosos, lo cual es motivo de orgullo y regocijo. Exhortó a mantener el mismo espíritu en la preparación de esa instalación para acoger a quienes la prefieren para vacacionar y recrearse.

Ramón Barreras Ferrán

Periodista. Corresponsal en Cienfuegos del periódico Trabajadores.

La villa de la proeza
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here