La Doctora en Ciencias Mabel Seisdedo Losa,  investigadora del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), realizó un novedoso diseño de herramientas para la gestión ambiental de la calidad del agua en la bahía de Cienfuegos.

El estudio fue su tesis doctoral y constituye un instrumento que engloba: oxígeno disuelto, nutrientes relacionados con el estado trófico, y coliformes fecales como indicadores bacteriológicos.

La doctora Mabel es coordinadora del Servicio Estatal “Evaluación de la calidad ambiental de la bahía y su incidencia en las cuencas tributarias”.

¿Cuál ha sido la historia de esta temática?

“Desde 1990 regían normativas solo para la evaluación del uso pesquero; luego en el 2000, perfeccionamos los análisis y específicamente desde 2012 aplicamos técnicas propias de índices estuarinos, o sea, auténticas para confluencias de aguas dulces y saladas, como es el caso de la bahía nuestra.

“En 2013 —por ejemplo— no hubo variación en los saldos. Sin embargo, durante 2014 observamos mejorías en la calidad de las aguas, porque es menor el deterioro en la superficie.

En el decurso del tiempo Mabel Seisdedo ha profundizado en estudios acerca del fitoplancton de las aguas. ¿Cómo es la modulación de los procesos hidrodinámicos del acuatorio?

“Logramos una evaluación múltiple, aproximación al examen de los procesos ecológicos de la bahía, con la integración de la ciencia, no solo biológica, sino también física, química, y más allá de esto, la propuesta de medidas que conlleven a su mejoramiento permanente; es una luz que damos a las autoridades gubernamentales”.

Junto al programa de monitoreo hacen observaciones de los sistemas fluviales, así cuantifican contaminantes en: Arimao, Damují, Caonao, El Salado; arroyos Las Calabazas,  Inglés y La Palma. ¿Cuáles fueron los resultados de 2020?

“La calidad de las aguas de nuestra rada fue considerada moderada en ese tiempo; además, los signos de deterioro resultaron mayores en el lóbulo norte.

“Las principales cargas contaminantes a la bahía,  provienen de la ciudad de Cienfuegos, y alertamos acerca de la necesaria vigilancia en la cuenca de Caonao, pues allí hay posibles problemas erosivos”.

La herramienta de la doctora Mabel mide, además, los valores promedio de los indicadores hidrológicos: salinidad y temperatura.

“Los resultados mostraron también la influencia de la estacionalidad climática (seca y lluviosa) sobre este sistema”.

La bahía de Cienfuegos representa uno de los recursos naturales más importantes de la región centro y sur de Cuba. Esta rada es un ecosistema semicerrado con influencia estuarina, debido a la descarga de ríos importantes.

El Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos, adscripto a la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada de Cuba (Aenta), es una institución de referencia nacional e internacional.

Mabel Seisdedo Losa: Estudio integral de las aguas de la Bahía de Cienfuegos
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here