El cubano Mijaín López dio hoy un paso contundente en sus aspiraciones de obtener un cuarto título olímpico, al superar a su archirrival turco Riza Kayaalp en la semifinal de los 130 kilogramos de la lucha grecorromana.

Quiso el sorteo que los favoritos de la división transitaran por el mismo sendero y el fornido caribeño inclinó la balanza a su favor, con triunfo por 2-0, para oficializar su cita con la historia.

‘Desde el primer tiempo lo sentí agotado y sabía que no iba a aguantar la presión’, dijo en la zona mixta el tetramonarca universal sobre una pelea que, admitió, siguió los cauces esperados.

Confesó, además, que existe una gran rivalidad entre ellos, y estar listo para la final el próximo lunes contra el georgiano Iakobi Kajaia, victimario del cubano nacionalizado chileno Yasmani Acosta.

En el imponente Makuhari Messe Hall, será mañana cuando el gladiador de la mayor de las Antillas intente hacer realidad algo inédito entre hombres: cuatro medallas de oro bajo la sombra de los cinco aros, después de reinar en Beijing 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

A sus 38 años, López trazó su camino a la discusión de la corona luego de vencer por superioridad técnica al rumano Alin Alexuc y el iraní Amin Mirzazadeh.

Los libros de relatos olímpicos cuentan que el legendario ruso Alexander Karelin también besó un cuarteto de preseas, con reinados en Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996 antes de caer en la final de Sídney 2000 frente al estadounidense Rulon Gardner, en el epílogo de su trayectoria.

Orta, la gran sorpresa

Por su parte, Luis Orta también avanzó a la final en la división de 60 kilogramos, al derrotar al moldavo Victor Ciobanu por superioridad en la semifinal olímpica de la disciplina.

Orta es la sorpresa de la delegación cubana al imponerse en dos combates previos, ante el estadounidense Ildar Hafizov por 5-0, al representante del Comité Olímpico Ruso Sergey Emelin por 4-3, antes de dominar la semifinal y conseguir un puesto en la batalla por el oro.

Luis Orta tendrá de oponente mañana al japonés Kenichiro Fumita, doble monarca del orbe.

Orta, el más pequeño de los grequistas cubanos, dio la gran sorpresa. /Foto: Reuters

Este lunes los antillanos Yosvanys Peña en los 77 kg, y Gabriel Rosillo en los 97 kg del estilo grecorromano, y Yudaris Sánchez en los 68 kg entre las damas, intentarán extender el paso triunfador de la lucha cubana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Peña, tercero en Lima 2019 y ganador del preolímpico de Canadá en 2020, tendrá como primer oponente al iraní Geraei Mohammadali, en tanto Rosillo, titular en la cita peruana y oro en el mundial juvenil de 2020, chocará ante el finlandés Martin Savolainen.

Yudaris, bronce la cita continental de Lima y primera en la justa del orbe sub 23 de 2018 combatirá contra la china Fen Zhou.

Mijaín López y Cuba accionan el motor del delirio olímpico
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here