Cuatro décadas y media marcan los senderos del Poder Popular en Cuba. Muchas han sido las etapas y las transformaciones; sin embargo, un detalle sigue inalterable: en todos los momentos ha sido evidente la presencia y protagonismo de las mujeres.

Desde estas líneas le presento a tres de ellas; cienfuegueras todas, quienes con inmenso orgullo y mayor responsabilidad, asumen desde el Poder Popular la representación de sus electores ante sus respectivas asambleas municipales, conducen un consejo popular (CP) y ocupan un escaño en la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Y claro está, ese cúmulo de tareas es “timoneado” sin dejar de atender los mil y un asuntos de esta vida nuestra.

Maribel

“Para mí representa un orgullo y una satisfacción representar al pueblo que me eligió”, dice sin muchos ambages Maribel Rodríguez Puig, delegada de la circunscripción 41 y presidenta del CP de Yaguaramas, en el municipio de Abreus.

“Empecé como delegada de base y presidenta del CP; luego a los dos años y medio fui elegida como diputada; de manera que ya son cinco años en esta hermosa labor.

Maribel Rodríguez Puig: “El Poder Popular es un sistema de unidad, de pueblo, de consagración y de Revolución. /Foto: Tay Toscano

“Como mujer y representante de mis compañeras ante un órgano superior como es el Parlamento me siento aún mucho más comprometida; por eso es importante cumplir y hacer cumplir todas las disposiciones e indicaciones del Partido y el Gobierno”, expone y mantiene su serenidad.

No deja de pensar en el pueblo y concede importancia capital a las preocupaciones que sus electores transmiten; a la vez los convoca para encontrar juntos las soluciones: “Somos sus representantes y es nuestro deber canalizar cada sugerencia, cada idea.”

“Es un sistema de unidad, de pueblo, de consagración y de Revolución; eso es para mí el Poder Popular”, afirma.

Nancy

Es baja de estatura, pero su desempeño tiene la altura de quien sabe entregarse sin escatimar tiempo y sacrificios, a la obra de la Revolución desde el gobierno en la base. La conocen bien en el consejo popular Pepito Tey, de la cabecera provincial cienfueguera, una comunidad como todas, con sus particularidades.

“Hace 17 años soy delegada a la Asamblea Municipal del Poder Popular y me siento agradecida durante toda esta etapa de poder servir al pueblo. Hoy los electores son como una gran familia para mí, con inquietudes, insatisfacciones y otros sin mayores problemas. Es un gran honor haberlos representando”, explica Nancy Robaina Monzón.

Reitera la palabra sacrifico y en ella encierra su quehacer como delegada y presidenta del CP: “Tenemos que apoyar a los seis delegados que integran el CP como órgano. Como diputada ha sido intenso el accionar, sobre todo, desde la comisión de Industria, Energía y Minas, pues ha sido muy laboriosa durante el año, no solo a nivel de municipio sino en casi todos los territorios de la provincia, lo cual se traduce en sacrificio, incluso, con nuestra propia familia; pero nos reconforta haber servido al pueblo y seguir haciéndolo hasta que corresponda.

Le solicito una definición del sistema de Órganos del Poder Popular. Responde: “Equidad, igualdad, democracia, que es nuestro sistema político cubano”.

Nancy Robaina Monzón (En primer plano), 17 años como delegada de circunscripción en el CP Pepito Tey. /Foto: Tay Toscano
Dignora

En una frase, “servir al pueblo”, resume Dignora Blasia Navarro Sarría el ser represente del soberano ante diferentes órganos del Poder Popular.

“Son muchas las transformaciones que se viven en nuestras demarcaciones, lo cual es muy importante, porque unidos, con sacrificio colectivo y la participación de todos vamos logrando mejorar el entorno en todos los sentidos. El enfrentamiento a la pandemia nos dejó muchas enseñanzas, la principal de ellas, la integración de la comunidad y las empresas para preservar la vida y transformar lo necesario, y muy importante ha sido el pueblo como partícipe directo de esos resultados”.

Ha tenido que sobreponerse al dolor de perder a su progenitora a causa de la Covid-19 y continuar adelante: “Ha sido difícil, pero hice todo por ella y ahora me corresponde hacer por los demás”, asegura, y no olvida al compañero delegado del CP que también la enfermedad le arrebató.

“Como mujer, para mí es maravilloso el trabajo como parte del sistema del Poder Popular. Me respetan y me siguen, y eso es muy importante. Trabajamos muy unidos”, manifiesta una mujer que se ha ganado en buena lid la admiración de sus conciudadanos, particularmente los de la circunscripción 94 en el consejo popular de Tulipán, en el municipio de Cienfuegos.

Dignora Navarro Sarría (izquierda) en una de las sesiones virtuales del Parlamento. /Foto: Tay Toscano

Órganos Locales del Poder Popular: con manos y corazones de mujer
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here