No hay dudas.  El perfeccionamiento del comercio interior ha dejado de ser un propósito enunciado para convertirse en una realidad en el país.  En Cienfuegos, la certeza llega en la constitución de tres unidades empresariales de base (UEB), las cuales han ampliado su diapasón apegadas a la legislación vigente. 

“Como ya es conocido funcionan tres UEB en igual número de establecimientos: El Pollito, Polinesio y Plaza; en su composición abarcan un grupo de unidades anexas”, asegura Emilia González Moreira, directora de gastronomía del Grupo Empresarial de Comercio (GEC), quien agrega: “se está trabajando, además, en la constitución de la UEB Mandarín, la cual debe iniciar el 1ro de mayo”.

Concebido para garantizar eficiencia, calidad y aportar mayores ingresos a la economía estatal y personal, el importante proceso demanda no solo de normas jurídicas y estructuras legalmente formadas; requiere, también de la participación de los trabajadores para llegar a la familia con ofertas atractivas.

DETALLES IN SITU 

Ubicado en las inmediaciones del céntrico Parque Martí, en esta ciudad marinera, el “Polinesio” no muestra la afluencia de clientes de otros tiempos; sin embargo, sus trabajadores no permanecen impasibles y, aunque pudiera parecer una contradicción, esta etapa de pandemia ha probado su valía y capacidad para multiplicarse.

Desde el mes de marzo y junto al Café San Carlos, la dulcería El Recreo, la cafetería Venecia, el restaurante La Verja y el bar Don Luis, conforman una de las tres UEB activas al amparo del Decreto 28/ 2020 Del modelo de gestión estatal de la unidad gastronómica de subordinación local, dictado por el Consejo de Ministros.

Operar cuentas bancarias, acceder al crédito bancario, garantizar una eficiente gestión de los contratos económicos y de financiamiento, además de formar precios y tarifas minoristas de los productos y servicios comercializados según la oferta y la demanda, son algunas de las funciones previstas en el mencionado Decreto para las UEB. De ese modo, varían las atenciones y crecen las  responsabilidades.

“Lo primordial aquí es dignificar la gastronomía, hacer que las personas vengan a nuestras instalaciones y salgan agradecidos; esa es la meta nuestra, el objetivo, y ello no podemos lograrlo sin los trabajadores, protagonistas de todas las transformaciones”, expresa Amauris Leonel López Pérez, devenido director de la UEB.

Polinesio

Amauris Leonel López Pérez, devenido director de la UEB:” Lo primordial es dignificar la gastronomía”. /Foto: Tay Toscano

Entre llamadas de usuarios interesados por las ofertas de combos y otros alimentos para llevar, Amauris expone las implicaciones de este proceso, más allá del cambio de denominación y estructura: “(…) tenemos facultades para manejar efectivo y poder comprar disímiles productos y materias primas, tanto a los trabajadores por cuenta propia como a entidades estatales, siempre con respaldo legal.

“Como es lógico, el despegue no se producirá de inmediato. Las actuales circunstancias no permiten la adquisición de todo cuanto pudiéramos; sin embargo, en mediano plazo debemos tener mejores resultados. Yo estoy convencido de eso”.

Eduardo Puebla Peñate, asiduo a la unidad, agradece el servicio de comida para llevar: “(…) es una posibilidad, pues en otros lugares resulta mucho más caro”.

Otras personas han dejado saber en las redes sociales lo oportuno de los combos llevados hasta el domicilio, porque les evita el traslado de un sitio a otro y pueden adquirir el de su preferencia.

Polinesio

Uno de los combos disponibles en el Polinesio. Foto: tomada del perfil de Facebook del Grupo Empresarial de Comercio.

Luis López Valdoví integra el colectivo, y su quehacer transcurre bajo las nuevas normativas: “Hasta ahora va marchando bien. Participamos en la generación de ingresos de los cuales sale nuestro salario, y también tenemos la posibilidad de percibir las utilidades al cierre de cada trimestre. La salud del salario comienza a mejorar y eso nos compromete mucho más”, asevera.

“Disponemos de variedad de recursos y ello facilita diversificar las ofertas como los tablets para llevar y los combos, con aceptación entre los consumidores, especialmente los últimos, entregados en los domicilios, ahora en reorganización para mayor efectividad. El propósito, reitero, es que las personas sientan satisfacción,” explica finalmente el director de la recién creada UEB.

Poco a poco y consolidando resultados: así ha de avanzar el perfeccionamiento del comercio minorista en Cienfuegos, un proceso sustentando en bases legales, el cual permitirá el acceso a prestaciones de calidad, un viejo reclamo de los cubanos todos.

Perfeccionamiento del comercio interior en Cienfuegos: Polinesio, de restaurante a UEB
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here