Son ellos la cara de Cuba ante quienes entran por mar a territorio nacional.  De completo uniforme y observando las buenas prácticas y las normas de calidad, asumen la entrada y salida de los buques a la rada cienfueguera, además de otras maniobras.

Desde lejos todo parece fácil, pero cuando se conversa con los prácticos del puerto se comprende mejor la importancia de su desempeño. Sin sus conocimientos y pericia las maniobras podrían resultar azarosas.

En Cienfuegos radica la Unidad Empresarial de Base (UEB) Prácticos Centro-Sur, cuya jurisdicción abarca además a Casilda, en Sancti Spíritus y Júcaro, en Ciego de Ávila. Un colectivo compuesto por 32 trabajadores, de ellos nueve prácticos, tres patrones de embarcaciones, tres motoristas y diez marineros de puerto llevan sobre sus hombros la responsabilidad de la interacción directa con las tripulaciones visitantes.

“Nuestra labor consiste, fundamentalmente, en maniobrar todos los barcos comerciales de más de 500 toneladas que entran o salen del puerto”, expresa el capitán Jorge Luis Sánchez Enríquez, práctico de puerto.

“Nos trasladamos en las lanchas y accionamos desde el puente de mando. Por ley, el servicio de practicaje se establece desde una milla por fuera del Faro de Los Colorados hasta el fondeadero o cualquier instalación portuaria (Refinería, muelle del azúcar o cítricos o el “Olimpia Medina”). Podemos o no usar remolcadores; en caso de necesitarlos, somos los encargados de dirigir esas operaciones también”.

Según las disposiciones vigentes, son asesores del capitán; sin embargo, en la realidad: “el práctico es quien asume la maniobra cuando llega a bordo y el capitán, usualmente, entrega el mando, pero se mantiene al pendiente, pues es el máximo responsable del barco”, asegura Jorge Luis.

Otro Jorge, con mucha experiencia en la actividad de practicaje, deja escuchar su voz. “La esencia es garantizar, ciento por ciento la seguridad de las embarcaciones. Lo que entra o sale pasa por nuestras manos, incluido los barcos de turismo, muy deprimidos actualmente por las causas conocidas. Toda maniobra, sea grande o pequeña, entraña mucha responsabilidad y concentración”.

El capitán Jorge Vera Fonseca reconoce lo vital de estar preparados “(…) recibimos capacitación en diversos temas, lo cual posibilita un accionar correcto: maniobras, pilotaje e idioma inglés, pues debemos entendernos con representantes de las diferentes nacionalidades”.

INDICADORES ECONÓMICOS, ENFRENTAMIENTO A LA COVID Y GESTIÓN DE CALIDAD
Capitán Jorge Vera Fonseca, experimentado práctico de puerto (derecha) junto a su colega y tocayo capitán Jorge Luis Sánchez Enríquez:” Somos la cara de Cuba ante quienes entran por mar a nuestro país”. /Foto: Tay Toscano

Al cierre de 2020, la UEB Prácticos Centro-Sur brindó los servicios de practicaje sin la ocurrencia de accidentes. De igual manera materializó ingresos superiores al millón de pesos y ejecutaron mil 172 prestaciones con más de 16 millones de toneladas, cifras de un quince por ciento por debajo de lo materializado en 2019.

¿Cuál es el comportamiento al cierre de mayo de 2021?

El capitán José Alberto Rodríguez Faraldo, director de la UEB, ofrece detalles: “Hasta finales de mayo tenemos 322 servicios, con un tonelaje de registro bruto operado de 5 millones 674 mil 225 toneladas. Tales cifras resultan menores en 132 prestaciones si lo comparamos con igual etapa del año 2020. No dejan de tener incidencia los efectos de la pandemia a nivel mundial e igualmente el bloqueo norteamericano; no obstante, evidenciamos sobrecumplimiento del plan de ingresos mientras los gastos se comportan al 83 por ciento de lo planificado.

“Trabajamos en la proyección de los planes de cara a 2022, aunque no disponemos de todos los elementos del comportamiento de las actividades de los operadores portuarios; sin embargo, se trazan pautas a partir de parámetros por meses”.

Otro elemento motivo de orgullo para los prácticos de Cienfuegos es el hecho de no presentar afectaciones por la Covid-19; ningún trabajador ha enfermado y tampoco se han generado eventos institucionales.

“Ese resultado ha sido posible pues no descuidamos, en primer lugar, los protocolos establecidos por el país.  Muy importante resulta también la permanente comunicación con las autoridades de Salud, específicamente con el médico del puerto, quien nos mantiene actualizados de la situación epidemiológica de las embarcaciones, provengan o no del extranjero. Para abordar nos ponemos sobrebatas, caretas, en fin, todos los medios de protección necesarios para evitar un posible contagio”, asegura Faraldo, como es conocido.

En más de una oportunidad, la UEB Prácticos Centro-Sur ha sido acreedora de reconocimientos a la calidad de su desempeño. ¿Cómo lo consiguen?

“Disponemos de un sistema de gestión de la calidad implementado hace varios años, el cual abarca calidad, seguridad y salud del trabajo y medio ambiente. Trabajamos en la adecuación para una nueva norma de la gestión ambiental, uno de nuestros propósitos en este año; al tiempo nos mantenemos en un proceso de mejora continúa teniendo como base las normas ISO, el cual conlleva un sistema de inspecciones y certificaciones periódicas.

“Regularmente aplicamos una encuesta a los capitanes de buques para conocer su satisfacción Entre los aspectos a medir están: seguridad de las maniobras, la puntualidad en la prestación del servicio, comunicación práctico-capitán y la competencia profesional e imagen personal del práctico. Hasta ahora todos los resultados han sido muy positivos y ello nos compromete cada día”.

Capitán José Alberto Rodríguez Faraldo, director de la UEB: “Mantenemos resultados positivos aun en medio de la pandemia y los efectos del bloqueo. /Foto: Tay Toscano
LABOR SINDICAL

A María de los Ángeles Martínez León, cocinera integral C, corresponde llevar las riendas de la sección sindical de la UEB Prácticos Centro-Sur, por más de una década Vanguardia Nacional del Sindicato de Trabajadores Marítimo-portuarios. Nos descubre algunas claves: “Por años cumplimos nuestros compromisos sindicales; entregamos el aporte a la Patria siempre en tiempo, así como la cuota mensual; no faltamos a los trabajos voluntarios y contribuimos a las donaciones de sangre.

“Atendiendo a la situación actual por la Covid-19, las asambleas sindicales se realizan cada dos meses y observando todas las medidas higiénico sanitarias. No hemos tenido ni accidentes, ni enfermos de Covid-19; tampoco se han registrado hechos delictivos en nuestra sede.

“Con nosotros pueden contar, nadie lo dude: siempre daremos un paso al frente”, asegura María de los Ángeles, y en sus palabras tal vez se resumen las razones por las cuales los prácticos del puerto de Cienfuegos sean vanguardias por tantos años.

Prácticos del Puerto: razones para ser vanguardias
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here