La victoria fue rotunda, pero tuvo su costo. En los días que siguieron a la derrota de los invasores, en aquel abril de 1961, el pueblo de Cienfuegos se dedicó a enterrar a sus muertos.

Esta ciudad aportó una valiosa cuota de vidas jóvenes a la consecución del triunfo.

Tributo (+Video)
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here