Por décimo sexta vez consecutiva, la Empresa cienfueguera de Defectoscopía y Soldadura, Cenex, mereció la condición de Vanguardia Nacional. El reconocimiento, entregado recientemente, destaca el quehacer de su personal durante 2020, un año matizado por el rediseño de la estrategia comercial.

“En esa etapa, la entidad generó ingresos superiores a los 2 millones de pesos, gracias a que redimensionamos los servicios y los dirigimos a los lugares de mayor rendimiento productivo”, asegura el ingeniero Pablo Font Ariosa, director general.

La firma de contratos con Cupet Matanzas y la Central Termoeléctrica (CTE) Antonio Guiteras, así como con frigoríficos y lácteos de esa provincia y la Refinería Camilo Cienfuegos garantizó que Cenex cerrara con utilidades el pasado mes de diciembre, a pesar de un escenario nacional marcado por la caída de las producciones y los reajustes de presupuestos.

Una de las obras en las que han laborado: tanque de Combustible de Boca de Jaruco, Mayabeque./Foto: cortesía de Cenex

Estas entidades engrosan ahora una extensa lista de clientes fidelizados por décadas. “Durante más de 30 años hemos prestado servicios de control de la calidad de los procesos de soldadura, radiografías, ultrasonidos y diagnósticos de recipientes y tuberías que trabajan bajo presión en la industria del níquel en Holguín”, afirma Font Ariosa. Recientemente, se unieron la Antillana de Acero, en La Habana, y la Terminal de Supertanqueros de Matanzas.

Los trabajadores de Cenex, altamente calificados y certificados según normas internacionales, se especializan en la soldadura y la detección de defectos estructurales que pudieran ocasionar averías, fugas de sustancias químicas, combustibles o gases; asumen estas labores en casi todo el territorio nacional.

Durante los últimos cuatro años el joven soldador Lieris A. Abraham Barrisonte ha laborado en provincias como Granma, Villa Clara, Matanzas, Mayabeque y Pinar del Río.

“Empecé a trabajar fuera de la provincia en 2017”, dice. Entre las obras más importante en las cuales ha participado cuenta “la inspección de soldaduras en  Antillana de Acero y la CTE Antonio Guiteras, y los controles de integridad en fábricas de refrescos y de producciones lácteas. Actualmente, me encuentro en Boca de Jaruco, inspeccionando la calidad de las uniones metálicas en tanques de combustibles que están en proceso de montaje”, concluye.

Y es que la entidad cienfueguera es la única de su tipo en Cuba con licencia ambiental otorgada por el Centro de Seguridad Nuclear del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente para el servicio de gammagrafía. En sus talleres y aulas se han homologado más de 500 soldadores en los últimos años. Entre los méritos que acumula, sobresalen las más de dos décadas sin sobredosis de radiaciones en sus obreros, a pesar del trabajo, de alto riesgo, con fuentes ionizantes.

Con su gente presente también en los proyectos constructivos del sector cementero en Camagüey y Santiago de Cuba, la Empresa de Defectoscopía y Soldadura de Cienfuegos, asegura el desarrollo futuro de la industria cubana.

Una pequeña empresa de Cienfuegos con gran protagonismo
Source:
Source 1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here